La madera es un material difícil de reproducir, pues presenta una superfície con una textura muy variada, a la vez que una diversidad de tonos, veladuras y colores. Así que tuvimos que tenerlo en cuenta para poder realizar la réplica de una escultura de madera de San Francisco de Asís.





La réplica está hecha con resinas, por lo que tuvimos que hacer una serie de pruebas previas para ir aproximándonos al color base desado. Es muy importante poder conseguir una reproducción de la escultura con el color adecuado, pues el resto de trabajo será a base de pátinas para simular las transparéncias y los tonos de las diferentes zonas.






Destacar, también, que la diferencia de peso entre la réplica y la escultura original es de menos de 100gr.





Os dejamos, a continuación, imágenes de otra réplica de escultura en madera que realizamos.



 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración